剣道 / Kendo


Kendo, el arte de la esgrima japonesa, tiene una larga y rica historia. El concepto principal es disciplinar y educar el carácter humano a través de la aplicación de los principios de la katana (espada japonesa). El propósito de la práctica es modelar la mente y el cuerpo, cultivando un espíritu vigoroso; y a través del entrenamiento rígido y correcto, esforzarse en la mejora en el arte del Kendo. Mantener gran estima, cortesía y el honor al ser humano, brindarse a los demás con sinceridad, y buscar siempre la superación personal. De este modo uno estará listo para amar a su país y sociedad, contribuir al desarrollo de la cultura, y a promover la paz y prosperidad entre todos los pueblos.

Horarios

Martes y jueves: 10:00 – 11:30
Lunes y miércoles: 20:30 – 22:00
Viernes: 21:00 – 22:00
Sábados: 15:00 – 16:30

Sensei responsable

Gonzalo Tihista - 4º Dan

Kendo es una combinación de dos palabras japonesas: Ken Que significa espada, y Do que significa vía o camino. El resultado es “el camino de la espada”.

Historia del Kendo

La espada ha sido parte muy importante de la historia de Japón desde sus más remotos orígenes. Ya hay referencias a ella en antiguos escritos, autenticas reliquias nacionales de Japón datados en el siglo VII. Tradicionalmente la espada ha sido considerada como uno de los más importantes tesoros, pero es en la Edad Feudal cuando adquiere una importancia suprema, debida a las constantes guerras civiles que asolan el país. En este tiempo el entrenamiento del Samurai, a través de la espada, fue considerado como el más perfecto y desarrollado aprendizaje, tanto académico, como social, para forjar la personalidad del guerrero.

La etiqueta en el manejo de la espada ha sido siempre muy estricta. Las reglas, por ejemplo, prohibían tocar la espada con las manos desnudas e incluso algunos prohibían la entrada a sus habitaciones, mientras que estuvieran limpiando sus armas. Esto nos muestra la seriedad con la que hemos de tratar este tema.
Pero con el paso del tiempo, fue evolucionando debido al uso masivo de las armas de fuego y a la peligrosidad del entrenamiento con espadas y armas reales. Alejados ya de la militaridad de sus orígenes, la peligrosidad de su practica ha disminuido enormemente, debido a la sustitución de la Katana (espada con filo) o del boken (espada de madera dura) por el Shinai (espada realizada en laminas de bambú), creada por el gran Samurai Kamiizumi Hidetsuna a base de bambú y piel.

Hoy el Kendo se ha convertido en un arte-deporte, sin valor como combate verdadero, donde lo que se busca es formar a los practicantes a través de un entrenamiento correcto, rígido y austero, tanto físico como espiritual. Se profundiza en su vertiente educativa, fomentando aspectos como la cortesía, el honor, la sinceridad y el afán de superación personal. Todo ello dentro de un marco de necesaria humildad en el talante personal del practicante.